Inicio » Marcas » Samet » Perfiles “C” » Bandejas Portacables

Bandejas Portacables

samet
representativa2

A esta lí­nea al igual que a la bandeja portacable tipo perforada, se le incorporaron unos nervios laterales, los cuales aumentan la resistencia del perfil, teniendo la posibilidad de disminuir el espesor de los mismos, sin que la resistencia mecánica sufra una disminución proporcional.

A su vez se incorporaron una serie de accesorios fabricados en una sola pieza, como así­ también una caja de toma corriente de encastre rápido la que completa esta exclusiva lí­nea. Los perfiles C de SAMET son provistos en varias dimensión.

El material mas requerido para perfiles C es el Galvanizado en origen; sin embargo SAMET provee a requerimiento del cliente en galvanizado por inmersión en caliente o Acero Inoxidable.

El acero desprotegido tiene un promedio de vida de tan solo dos años, antes de que queden afectadas su funcionalidad o su integridad estructural. En cambio, los recubrimientos galvanizados obtenidos en las instalaciones de galvanización general duran como mí­nimo diez años sin necesidad de mantenimiento alguno, incluso en las peores condiciones atmosféricas.

Cincado electrolí­tico: Esta técnica consiste en depositar sobre la pieza una capa de cinc mediante corriente continua a partir de una solución salina que contiene cinc. El proceso se utiliza para proteger piezas más pequeñas, cuando requieren un acabado más uniforme que proporciona el galvanizado.

Galvanizado por inmersión en caliente: Los aceros comunes no son muy resistentes a la corrosión. El galvanizado es uno de los métodos que se utilizan para mejorar la resistencia a la corrosión mediante un pequeño recubrimiento sobre la superficie. El Galvanizado por inmersión en caliente. Las piezas a tratar se sumergen, habiendo limpiado previamente su superficie, en un baño de cinc fundido que suele estar a una temperatura de 445킺 C-460킺 C. El cinc reacciona con el hierro, o el acero, formando capas de aleación sobre la superficie. La capa más externa suele ser cinc dúctil no aleado. El cinc se une metalúrgicamente al metal base para formar un recubrimiento protector que posee una excelente resistencia a la corrosión.

Acero inoxidable: Tiene buena resistencia a la corrosión en atmósfera rural, urbana e industrial. Para ambientes agresivos. El acero inoxidable es neutral al gusto y resistente a limpiezas-desinfecciones, medios de esterilización y al tratamiento de chorro de vapor. Ofrece además la más alta resistencia a corrosiones, es apropiado para alisar o pulir, ofrece buena soldabilidad, es resistente al óxido, no es tóxico, conforma una superficie regularmente pulida y posibilita el contacto directo con otro metal.