Inicio » Novedades » Siemens cambia el paso

Siemens cambia el paso

Pelco changes to Schneider Electric

Siemens, una empresa que dentro de poco cumplirá 170 años, se ha propuesto mirar al futuro. Si en sus inicios se hizo grande y rica gracias al negocio del telégrafo, con el que conectó a Alemania con Rusia y Estados Unidos, a lo largo de los años se convirtió en una compleja compañí­a que desarrolla sus actividades en los sectores industrial, energético, de salud, infraestructuras y ciudades. El gigante alemán quiere pasar los próximos años centrado en los ámbitos que considera prioritarios para esta primera mitad del siglo XXI. Electrificación, automatización y digitalización son los ejes sobre los que gira la Visión Siemens 2020, que la semana pasada presentó el presidente de la compañí­a, Joe Kaeser. “Apuntamos a las perspectivas a largo plazo de nuestra empresa en la cadena de creación de valor de la electrificación moderna”, aseguró.

En agosto del año pasado, Siemens se embarcó en un proceso de análisis de sus productos y tendencias a las que se tendrá que enfrentar en el futuro. El resultado es un programa que identifica dos aspectos (electrificación y automatización) en los que la multinacional de Múnich ya tiene una posición de liderazgo cimentada por mercados como los de pequeñas turbinas de gas, los parques eólicos marinos y la extracción no convencional de petróleo y gas.

La tercera pata sobre la que se asentará la empresa es la digitalización. “Los servicios informáticos, el software y las soluciones de tecnologí­a de la información adquieren una importancia capital, ya que tienen una influencia considerable en todas las áreas de crecimiento”, señala la compañí­a. Una de las medidas concretas en las que se traducen estos intereses es la compra de la parte principal del sector energético de Rolls-Royce (turbinas de gas y compresores) por 785 millones de libras esterlinas (unos 950 millones de euros). Esta operación, pendiente de la aprobación de los reguladores, está prevista que se cierre a finales de este año.

Rosa Garcí­a, presidenta de Siemens en España, arroja un poco de luz sobre la estrategia adoptada por la multinacional. “Siempre hemos estado muy pegados a la economí­a real. Queremos ofrecer soluciones directamente a la sociedad. Y para ello hemos detectado cinco megatendencias que van a marcar lo que se requiere de nosotros”, asegura en una conversación telefónica. Estas cinco grandes transformaciones por las que pasa la sociedad mundial son: urbanización: más del 55% de la población mundial vive en ciudades y en 2050 serán el 70%; globalización: si ahora hay 7.200 millones de ciudadanos, esta cifra crecerá en 2050 hasta 9.600 millones; cambios demográficos que hacen que la población envejezca y requiera tratamientos sanitarios cada vez más especializados; cambios climáticos, y la última tendencia detectada por Siemens, la transformación digital. “No es solo que veamos cada vez más smartphones o dispositivos de todo tipo, es también lo que no vemos, como los sensores cada vez más presentes. Esto nos obligará a hacer cambios en todos los sectores: fábricas más digitalizadas, una sanidad más enfocada a la informáticaí¢â‚¬Â¦â€, explica la ejecutiva española.

El mismo dí­a en el que anunció sus planes de futuro, Siemens presentó unos resultados que arrojan un incremento del beneficio del 12% en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal (de enero a marzo), hasta alcanzar los 1.200 millones de euros. Otra de las novedades que presentó la compañí­a presidida por Kaeser es la polí­tica de ampliar el volumen de trabajadores-propietarios. Siemens quiere aumentar en un 50% el número de empleados por debajo del nivel de dirección con acciones hasta superar de forma holgada los 200.000. Para ello, destinará hasta 400 millones de euros anuales en función de los resultados.